5 consejos para elegir un zapato cómodo

zapatos cómodos

Los pies son la base de nuestro cuerpo y se encargan de soportar nuestro peso durante todo el día. Es por ello que los zapatos, además de ser uno de nuestros accesorios preferidos, son también un elemento esencial en la salud de nuestros pies. Es por ello que saber elegir un zapato cómodo con el que superar tu día a día con éxito es algo primordial y que todas y todos deberíamos saber. 

Debemos escoger un zapato cómodo de mujer para evitar futuras enfermedades articulares u otras patologías. Pero hay que dejar una cosa clara, zapatos cómodos no es sinónimo de zapatos ortopédicos y feos. En la actualidad el mundo de la moda y las tendencias se adapta a nuestros gustos pero también a nuestras necesidades. Son capaces de combinar estilo, calidad y confort. 

Tanto si vamos a invertir en un calzado abierto para el verano, como en un zapato deportivo o unos botines de mujer, hay una serie de pautas que deberemos seguir con el fin de asegurarnos la mejor calidad para nuestros pies.

Consejos para elegir un zapato cómodo

1) MATERIALES DE CALIDAD

El precio no debe ser la regla de oro a al hora de comprarse unos zapatos. Si bien es cierto que el precio no determina la calidad, es necesario a la hora de comprar un zapato fijarnos en los materiales con los que está fabricado. Los materiales externos del zapato no son tan importantes para el confort de nuestro pie, aunque nunca está de más… Sin embargo, debemos fijarnos en los materiales internos del calzado. 

Por ello, te recomendamos que la suela del zapato sea de goma, ya que el zapato tendrá una mayor adherencia al suelo. Si hablamos del interior del calzado, si quieres que tu pie esté cómodo y evitar mal olores y sudores, nuestro consejo es que optes por materiales como la piel.

2) LA TALLA CORRECTA

Aunque por suerte existe una guía de tallas mundial para el calzado la verdad es que cada fabricante tiende a fabricar sus modelos de forma diferente, atendiendo a diferentes criterios a la hora de determinar la anchura y largura. El calzado adecuado no debe apretar el pie ni causarnos ningún tipo de roce al caminar, de ser así no el modelo ni el número adecuado para ti. La mejor manera de conocer el número exacto de zapato es midiendo el largo de tu pie.

3) TEN EN CUENTA EL ARCO DEL PIE

Debemos escoger unos zapatos que se amolden a la forma del arco de nuestro pie. Para saber qué arco tenemos deberemos fijarnos en su huella. Si esta es visible prácticamente entera significa que tenemos arcos bajos o pies planos. En dicho caso, lo recomendable es decantarnos por un zapato recto.

Si, por el contrario, no podemos visualizar la huella completa tenemos arcos altos. Las personas con arcos neutrales, ni demasiado altos ni bajos, pueden escoger el calzado que quieran.

4) FIJATE EN LA SUELA

El soporte que tenga en la suela es también muy importante. Los mejores zapatos son aquellos que tienen suela interior blandita y cómoda. En cuanto a la suela exterior, es mejor que sea de goma para impedir que resbale, y con al menos 2 centímetros de tacón para un mejor soporte que nos ayude a mantener una correcta postura de la columna vertebral.

5) PRUEBATELOS CON CALMA

Antes de comprar cualquier zapato, pruébatelos bien y asegúrate de que el calzado se adapta a la forma de tus pies. ¿Cuál es la mejor forma? Pruébatelos sin prisa y camina durante unos minutos con ellos, de esta forma comprobarás que son cómodos y no te hacen daño. Nunca te quedes con un zapato que no te hayas probado antes, o que no te quede totalmente bien después de probártelo. Si un par no te resulta del todo cómodo, prueba con otro modelo del mismo tipo, que se ajuste mejor a tu pie sin apretar.

Cómo elegir un zapato cómodo según la ocasión

Como ya sabéis, existe una variedad inmensa de tipos de zapatos. Es por ello que para elegir un zapato cómodo tendrás que tener en cuenta cuándo, dónde y para qué vas a usar tus zapatos. Aquí te dejamos algunos de los ejemplos de las actividades más comunes para que te sirvan de guía en tu próxima elección:

  • Actividades al aire libre: si prácticas actividades al aire libre en climas fríos o húmedos busca calzado con suela antideslizante, preferiblemente botas que sean lo suficientemente grandes para que puedas abrigar tu pie. Si por el contrario, te van más los climas cálidos, tendrás que escoger unos zapatos ligeros de peso y con suela antideslizante, como por ejemplo unas cangrejeras
  • Zapato de vestir: es normal que si tienes algún evento especial normalmente te fijes más en encontrar un zapato bonito que te haga lucir perfecta en tu día especial. Aunque parezca una tarea complicada, la verdad es que encontrar unos zapatos de tacón cómodos no es tarea imposible. Uno de los trucos es optar por tacones gruesos y con plataforma para que la inclinación del pie no sea tan pronunciada y el apoyo del tacón sea mayor. 
  • Zapatos para el día a día: si estás buscando unos zapatos cómodos para tu día a día lo ideal es elegir un calzado básico con tonos neutros que combinen con cualquiera de tus looks semanales. En este caso una opción que combina tanto comodidad como versatilidad son los mocasines o las sandalias planas para los días más calurosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Cookies: Ao continuar a navegar está a consentir a apresentação de serviços e ofertas adaptadas aos teus interesses.